Blog‎ > ‎

Los bolos: patrimonio cultural inmaterial de las Merindades

publicado a la‎(s)‎ 19 mar. 2016 12:15 por Óscar Ruiz   [ actualizado el 24 nov. 2017 11:22 ]
Carta abierta a todas las alcaldías y escuelas del norte de la provincia de Burgos.

Estimad...:

Estoy seguro que, en alguna ocasión, habrá recibido información mía relacionada con los bolos que esporádicamente envío a todos los ayuntamientos y escuelas de las Merindades. A raíz de la publicación de unas fotos en las redes sociales, una persona se lamentaba porque siendo un juego ancestral era una lástima que no se tomasen iniciativas para su conservación. «Antes, en nuestra tierra, se socializaba con los bolos»  decía esta persona muy acertadamente y yo respondía que no bastaba con lamentarse, que había que actuar

Es cierto pero no resulta tan fácil. Los bolos pueden ser muy divertidos pero, si no se tiene una especial sensibilidad para enseñarlos, también pueden ser muy aburridos. Depende de cómo se enfoquen y la pasión con que se transmitan.  En cualquier caso, si yo fuera el concejal de cultura o deportes de su ayuntamiento:

1. Hablaría con el colegio de primaria y el instituto de educación secundaria para que esos niños, niñas y jóvenes recibieran una clase de una hora semanal en la bolera con el asesoramiento, sencillamente, de ancianos a los que les apasionen los bolos; seguro que a cualquiera le encantaría.

2. Promovería, como semillero, un campeonato transversal (hombres, mujeres, niños, jugadores y no jugadores) descentralizador y que fuera rotando anualmente por los pueblos de la merindad. Algo sencillo pero de gran transcendencia cultural y en el que se premiara, por encima de todo, la participación. Un campeonato sostenible, es decir, que se autofinancie con la participación de la gente y que no suponga ningún coste para el ayuntamiento. 

Ya sabe que la UNESCO nos urge a proteger y difundir los deporte y juegos tradicionales y recomienda la promoción de los mismos en la escuela primaria y secundaria. En este sentido le recuerdo que recientemente tanto Cantabria como Asturias han declarado sus juegos de bolos como Bienes de Interés Cultural Etnográfico Inmaterial.

Estoy seguro que usted será una persona sensible al patrimonio cultural y consciente de que, en las Merindades,nos encontramos en un momento crítico; sin embargo, aún estamos a tiempo de reclamar a esos veteranos jugadores que nos transmitan su sabiduría ancestral y no escrita.

Reconozco que me gusta mirar al cielo, a las nubes y a las estrellas pero no puedo menos que ser consciente de mi identidad, de mis raíces, de mi rica cultura,... Es cierto que algunos de sus compañeros están dando tímidos pasos pero si los centros de enseñanza y los ayuntamientos no toman una conciencia real de esta delicada situación y no actúan de una manera conjunta y decidida, serán también cómplices, por su inacción, de una irremediable pérdida.

Atentamente,

Óscar Ruiz.
Presidente del Club Bolera Merindades.