Blog‎ > ‎

Por pedir que no quede

publicado a la‎(s)‎ 15 jul. 2016 11:03 por Óscar Ruiz   [ actualizado el 5 jun. 2017 0:33 ]
En Bolos Tres Tablones, por lo general, una bola privada frente a una pública es como un Ferrari frente a un utilitario (la ventaja es abismal) por lo que, si queremos recuperar los bolos en los pueblos, debemos tener en cuenta que entre el juego y el deporte debe haber un equilibrio.

Cuando surgieron los primeros campeonatos individuales, al principio, todo el mundo tiraba con las bolas del pueblo; más adelante se permitieron las bolas privadas con la condición de que todo el mundo las pudiera utilizar y, finalmente, se consintió en meter las bolas privadas y que solo sus propietarios las pudieran utilizar. Estas tres et
apas reflejan con claridad la evolución del esplendor a la decadencia de los bolos. No hay que ser muy listo para entender lo que ocurrió… Por lo tanto, a todos los “jugadores” (dícese de las personas que juegan bien a los bolos) os diría que vuestra presencia es muy importante y necesaria en todos los pequeños campeonatos de bolos de los pueblos pero que, si queréis contribuir a recuperar este juego y no convertirlo en algo elitista que aleje a posibles nuevos jugadores y al público, tal vez deberíais pensar en dejar vuestras bolas en casa,… y tirar con las bolas del pueblo

Y a todos los "pueblos" os pediría también que, al menos, presentéis en los campeonatos dos buenas bolas con las que pueda tirar todo el mundo, más que suficiente para hacer un concurso digno y equilibrado.

Entre los intereses de los jugadores (tirar con sus propias bolas) y los intereses de algunos pueblos (no poner bolas buenas) el que, sin duda alguna, sale perjudicado es el juego de bolos. 

Óscar Ruiz, julio de 2016.