Blog‎ > ‎

Variaciones

publicado a la‎(s)‎ 25 dic. 2019 5:48 por Óscar Ruiz   [ actualizado el 26 dic. 2019 1:24 ]
El último reglamento de Bolos Tres Tablones, aprobado por la Federación Española de Bolos, se puede leer en este enlace en donde se transcribe fielmente las sucesivas incorporaciones de la comisión técnica de la federación, que aún están pendientes de ser actualizadas en su propia página web. Es el reglamento más importante por el que se rigen todas las competiciones oficiales de los deportistas federados y ha sufrido diversas modificaciones desde el 
año 1971 (p. ej. en 1971 el diámetro máximo de los bolas era de 25 cm, la cureña tenía una anchura de 35 cm, la distancia desde el cas al primer bolo era de 10,5 m y desde la línea de morra al primer bolo había 80 cm. Actualmente el diámetro máximo de los bolas es de 28 cm, la cureña tiene una anchura de 40 cm, la distancia desde el cas al primer bolo es de 10 m y desde la línea de morra al primer bolo hay 1 m). 

Hay otro reglamento de carácter regional publicado por la Federación de Deportes Autóctonos de Castilla y León, surgida en 1988, que está inspirado en versiones de los propios reglamentos antiguos de la Federación Española de Bolos, con algunas pequeñas variantes (p. ej. se indica que la anchura de la cureña debe ser de 45 cm en lugar de los 40 cm que marca la Federación Española). 

Sería bueno que ambas federaciones unificaran criterios y adoptaran el mismo reglamento.

En cualquier caso, la estética y la espectacularidad del juego ha sufrido mucho con estas modificaciones. Como he planteado en otras ocasiones, pienso que sería bueno reducir el diámetro de las bolas al de 1971 e introducir una categoría específica de veteranos

La ambición y el envejecimento progresivo de los jugadores están en la raíz de estos cambios pasados. En primer lugar se amplió el diámetro de las bolas por el deseo de tirar más bolos y cuando los que lo habían propuesto empezaron a no llegar con el paso de los años, impulsaron la reducción de la distancia de tiro en vez de crearse, como parecía lógico, una categoría de veteranos. Lamentablemente, por estar en minoría, no hubo jugadores jóvenes que se opusieran con la suficiente decisión.

Óscar Ruiz, diciembre 2019.